El Juicio de París, un hito que cambió la historia del vino

El Juicio de París, un hito que cambió la historia del vino

Ago 15, 2017

 

En El Gourmet Digital vamos a dedicarle el presente artículo a un acontecimiento significativo que marcó un importante punto de inflexión en el mundo del vino. Conocido como el Juicio de París, os presentamos una de las historias más singulares y representativas que se recuerdan.

Napa Valley en los años 70…

En los años 70, Napa Valley (California, Estados Unidos) representaba el poderío y la capacidad productiva, destacando imperios vinícolas como las Big Three: Gallo, The Wine Group y Constellation Wines.

No obstante, existía una incipiente corriente de elaboración minuciosa, atenta al detalle y marcada por los valores del viejo continente. Un ejemplo representativo es que actualmente algunas wineries continúan llamando “biliotecas” al espacio destinado a la guarda de icónicos vinos de tradición europea.

Eran tiempos de excesos, en los que norteamérica trataba de mostrar, sin mucho éxito, sus vinos al mundo. En la misma línea promovían su capacidad científica y tecnológica, representada por la universidad de Davis y sus reputados programas de investigación y formación en ciencias biológicas e ingeniería agrónoma. Sin embargo Europa, encabezada por una chovinista Francia, menospreciaba los vinos californianos.

Ernie Hahn Jim Barret Mike Grigich y Lee Paschich del Chateau Montelena

Ernie Hahn Jim Barret Mike Grigich y Lee Paschich del Chateau Montelena

 

Pero más allá de los números, una corriente de viticultores buscaba calidad y diferenciación. Y para ello había que regresar a la esencia, a la forma romántica de elaborar vino y alcanzar la perfecta comunión entre innovación, materia prima y el proceso de vinificación. Aún así, faltaba un necesario elemento; el reconocimiento a esta labor. Una difícil misión, más si cabe en un sector con tantos sesgos y prejuicios.

 

El Juicio de París

Steven Spurrier conoció el mundo del vino a los 20 años como becario en empresa londinense Christopher & Co. Tras mudarse a París abrió, junto con su compatriota Patricia Gallagher, la icónica tienda de vinos situada en un pasaje de la rue Royal: Les Caves de la Madeleine.

 

Paris El Gourmet Digital 600x400

 

Británico y gran amante del vino, se vio catapultado a la fama en 1976 por organizar una cata a ciegas de chardonnays y cabernet sauvignons de California. En un contexto tan emocionante “olvidó” mencionar que en el “Día D”, se incluirían algunos vinos franceses de notable prestigio.

Bautizado más tarde como “el juicio de París”, la cata se llevó a cabo el 24 de mayo de 1976 en el lujoso Hotel International. Para contextualizar la confrontación, Steven añadió una irónica nota afirmando que el evento se enmarcaba en las conmemoraciones del bicentenario de la independencia norteamericana, como homenaje al papel desempeñado por Francia, y  a la contribución del marqués de Lafayette -general, aristócrata y político francés- al frente de la gesta. Se catarían Grands Crus y Premiers Crus blancos de Borgoña, Crus Classés tintos de Burdeos y Chardonnays y Cabernets californianos.

 

Judgement-of-Paris 600 El Gourmet Digital Web

 

Para seleccionar los vinos estadounidenses, Steven y Patricia viajaron, por separado, a Sonoma y Napa. Huelga decir que en aquella época los vinos californianos eran unos desconocidos en el viejo continente e incluso para los propios norteamericanos. En aquel entonces EE.UU era un país con una limitada cultura del vino. Pero en California había pioneros, entusiastas, generalmente con orígenes europeos, tratando de hacer vinos de calidad, con el inestimable apoyo de estudios de viticultura y enología de la Universidad de Davis (California).

 

Chateau Montelena Napa Valley vine El Gourmet Digital Web 600x400 jpg

Chateau Montelena en Napa Valley

 

Visitaron bodegas, degustaron vinos e hicieron una selección. Como dato relevante, cabe destacar que todos los vinos californianos procedían de bodegas recientemente creadas a finales de los 60 y comienzos de los 70. Además, en la mayoría de los casos compraban la uva a otros viticultores. 

Ya en París, seleccionaron vinos de gran calidad entre los que se encontraban algunos de los más venerados de Burdeos y Borgoña. Así pues, el comerciante inglés afincado en Paris presentó diez vinos tintos y diez blancos; cabernet y chardonnay  californianos, tintos de burdeos y blancos borgoñeses.

 

El Jurado

Para darle mayor notoriedad, Steven convocó a nueve prestigiosos enólogos y gastrónomos franceses entre los que destacaban Pierre Bréjoux, Inspector General del Consejo de Apellation d’Origine Controlée, Odette Kahn, editora de la Reviu du Vin de France, además de chefs y sumilleres de restaurantes con varias estrellas Michelín. Destacaba Aubert de Villaine, copropietario y codirector del Domaine de la Romanée-Conti, una de las bodegas más prestigiosas del mundo en aquellos tiempos y en la actualidad.

 

Judgment of Paris 600x460 jpg- El Gourmet Digital Web

 

La evaluación seguiría el procedimiento habitual en la época basado cuatro criterios (vista, nariz, boca y armonía), otorgando puntuaciones de 0 a 20. Se comenzó por los vinos blancos y el nivel de confusión de los jueces era notable, con dificultad para distinguir vinos franceses de norteamericanos.

 

 

El desenlace

Ante notario se leyeron las puntuaciones finales con un grado de sorpresa mayúsculo que también sorprendió al propio Spurrier. En realidad, la finalidad era organizar un evento que generase cierto contenido mediático y diese a conocer algunos vinos del otro lado del océano, poniendo en valor el esfuerzo de pequeños productores con una clara orientación a la calidad. El resultado fue una inesperada derrota de los vinos franceses.

 

Resultados del Juicio de Paris 600x460 jpg- El Gourmet Digital Web

Resultados de la cata

 

 

Cabe señalar que en la segunda parte de la cata, dedicada a los 10 cabernets, los jueces estupefactos a la par que concentrados en sus valoraciones (posiblemente más orientadas a distinguir los vinos franceses que a la evaluación objetiva), ya que se jugaban mucho.

 

Patricia Gallagher, Steven Spurrier y Odette Khan -600x400- El Gourmet Digital Web

Patricia Gallagher, Steven Spurrier y Odette Khan

 

De nuevo hubo un inesperado ganador, el Stag’s Leap Wine Cellars de 1973 , aunque es bien cierto que el segundo clasificado, el Château Mouton Rothschild de 1970, se encontraba a sólo un punto y medio. En este caso, entre los 5 primeros estaban los 4 vinos franceses. Una victoria ajustada del vino californiano, pero muy representativa, más si cabe en campo ajeno y con jueces locales.

Por tanto, el mejor tinto fue el Cabernet 1973 de Stag´s Leap y el mejor blanco el Chateau Montelena Chardonnay 1973 dejando a cinco puntos y medio al francés Meursault Charmes del mismo año. Entre los cuatro primeros, había tres vinos estadounidenses.

Aunque en Francia se evitó dar publicidad al resultado, e incluso ningún reportero cubrió el evento, fue un extenso artículo de ocho páginas en la revista Times el que expandió la noticia, convirtiendo el resultado de la confrontación en un acontecimiento internacional. Su autor fue George Taber, corresponsal de la revista en París y único periodista que asistió al “juicio de París”. Más tarde escribiría un libro sobre este hito.

 

Artículo de George Taber en la revista Time, 1976.

Artículo de George Taber en la revista Time, 1976.

 

Además, se sumaba un componente mediático, ya que varios de esos expertos habían basado su reputación en el esnobismo y en el rechazo a los vinos del Nuevo Mundo. La batalla ganada al establishment francés se convirtió en el golpe de efecto que los vinos californianos buscaban, poniendo de manifiesto que algunas bodegas estaban elaborando vinos de calidad conjugando pasión, tecnología y poniendo especial atención a los aspectos cualitativos.

Como es lógico, una cata organizada por un británico, en París, con un panel de jueces franceses considerados gurúes del sector, sumado a un resultado que dejaba en evidencia a reputados vinos franceses, no fue la mejor manera de generar simpatías en el país del vino. No obstante, fue un hito histórico que evidenció que lejos de Francia se elaboraban vinos de calidad y motivó a los productores franceses – y por extensión a los europeos- en la búsqueda de un salto cualitativo.

A continuación podemos ver los dos vinos que ganaron la cata – Cabernet 1973 de Stag´s Leap y Chateau Montelena Chardonnay 1973– en el National Museum of American History.

 

Los dos vinos que ganaron la cata (National Museum of American History)

Chateau Montelena Chardonnay 1973 & Stag’s Leap Cabernet de 1973

 

Como anécdota histórica, cabe señalar que De Villaine -juez en aquel evento y copropietario del Domaine de la Romanée-Conti-, fue duramente criticado en Borgoña. No obstante, como toda historia que se precie debe tener un buen final, en el año 2005 tuvo la oportunidad de redimirse, ya que fue uno de los artífices de que la Unesco declarase los clos y los climats de la Borgoña patrimonio de la Humanidad.

En la actualidad, Steven Spurrier es considerado un reputado profesional que ha recibido diversos reconocimientos por dar a conocer el vino francés en el mundo. Como dato histórico, cabe destacar que fue el creador de la renombrada Académie du Vin, establecida en París 1973.

Desde El Gourmet Digital, esperamos que este hito que marco historia en el mundo del vino os haya gustado y, sobre todo hecho reflexionar sobre los aspectos, sesgos y prejuicios que influyen en las apreciaciones y decisiones del consumidor. 

 

Firma-PNG-150-pix

Abraham Muinelo

IWS Consultores

B&Q Consulting

 

468 ad

Un comentario

  1. Yolanda /

    Interesante artículo y muy bien documentado !

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_home in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 456

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 468

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 476

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_not_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 485

Notice: Undefined index: efbl_do_not_show_on_mobile in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 493
Inline
<

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_home in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 456

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 468

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 476

Notice: Undefined index: efbl_enabe_if_not_login in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 485

Notice: Undefined index: efbl_do_not_show_on_mobile in /home/zdmccafk/public_html/elgourmetdigital.com/wp-content/plugins/easy-facebook-likebox/public/easy-facebook-likebox.php on line 493
Inline
<